Cómo convencer a tu anticuado jefe de implementar un ERP

¿Tu jefe es amante de las tablas de Excel, los archivadores y los ficheros? ¿Tu oficina no se ve muy distinta a las que aparecen en Mad Men? Bueno, puede ser que los métodos utilizados en la empresa en la en que trabajas sean dignos de los años sesenta.

La mejor forma de aunar la información de todos los procesos que existen dentro de una compañía (contabilidad, producción, distribución y logística, entre otros) es a través de un software ERP, Enterprise Resource Planning o Planificación de Recursos de la Empresa. Es una herramienta invaluable para cualquier tipo de negocio y es hora de que tu jefe la incorpore.

Pero, ¿cómo convences a alguien anticuado de que la implementación ERP es el mejor camino para una compañía? Conoce algunos de los beneficios de este sistema y así tendrás los mejores argumentos para defender tu opinión.

Es una base de datos centralizada: esto no sólo simplificará tareas, sino que la implementación ERP acortará los tiempos de algunos procesos, por lo cual los trabajadores podrán dedicar más de su jornada a tareas más importantes que revisar tablas de Excel y archivadores.

Facilita la toma de decisiones: con toda la data de la empresa disponible en tiempo real es más fácil tomar decisiones estratégicas exitosas y que impacten de forma positiva al negocio. Cualquier movimiento estará respaldado por información clara disponible en el software ERP.

Los problemas se resuelven más rápido: al no perderse tiempo en la búsqueda manual de información, es más fácil detectar dónde se originó un problema y así evaluar cómo resolverlo.

La información de la empresa estará más segura: no cualquiera podrá acceder a cierta data, como sucede en el caso de los registros físicos. Además, los software ERP ofrecen copias de seguridad y soluciones en la nube muy útiles.

Con estas cuatro ventajas, tu anticuado jefe no puede resistirse a la implementación ERP. ¿Qué esperas para convencerlo?