Negocios inteligentes con un ERP

erpEn primer lugar es importante señalar que es un error creer que solamente las grandes empresas pueden tener un software de gestión para mejorar sus procesos. Un sistema de gestión ERP,  por ejemplo, permite que las operaciones de producción y distribución  puedan manejarse de manera sencilla y desde una sola herramienta.

Pero en estricto rigor, un ERP es un planificador de recursos empresariales. Es decir que es un sistema informático que permite facilitar la gestión de una empresa en todas sus áreas, como recursos humanos, ventas, finanzas, comunicación corporativa, entre otras.

Una empresa que cuenta con esta tecnología estará en ventaja por sobre su competencia, especialmente en termas de eficiencia, ya que permite tener un mayor control de lo que se hace y del ahorro de los costos. También porque un ERP es capaz de integrar todas las actividades de todos los departamentos de una empresa en una sola aplicación; dejando que  se modifiquen datos y se generen informes rápidamente.

La experiencia objetiva ha demostrado que a través de un software de gestión se logran generar procesos más sencillos y por lo tanto entrega una valor agregado a cada tarea y en general a la empresa.

Sin embargo, antes de hacer funcionar un software de gestión es vital revisar que todos los procesos colaterales y relacionados estén funcionando correctamente. Si nuestra empresa cuenta con vacíos y fallas a nivel de organización, es como tener el negocio funcionando a media máquina y por lo tanto el impacto positivo de un software de gestión no tendrá mayor protagonismo.

Mito de la información

El siguiente paso es darse el trabajo de capacitar a los trabajadores y comunicarse bien con los proveedores ya que ellos también forman parte de la correcta integración de un software de gestión. Es decir, la correcta armonía  de estas herramientas permitirá que cada uno de las etapas del producto o servicio que brindamos esté bien desarrollada. De hecho, un trabajo muy acertado es consultar con los proveedores con qué otros servicios de software han trabajado, y desde ahí determinar una decisión más fundada.

Además, te recordamos que cuando las empresas instalan o cambian de proveedores de ERP, los datos anteriores no se pierden y todo puede ser respaldado en un disco duro, pendrive, memoria externa, etc. Por lo tanto este proceso no debe generar mayor riesgo ni alterar la prosperidad de la empresa.

Información segura

No obstante, es preciso mencionar la seguridad que permite un software de gestión, pues la  mayoría de ellos cuentan con los más altos estándares de seguridad para proteger la información que contienen nuestros software de gestión. Este es un factor muy relevante ya que permite que toda la información se concentre en un solo soporte, con opciones de respaldo, pero protegida para que solamente puedan acceder a ella las personas autorizadas.

En conclusión, el proceso de instalación de un software de gestión tiende a necesitar una etapa de adaptación. Sin embargo cada vez las empresas están más preparadas y los resultados mejoran. La tecnología es una herramienta de la cual ninguna empresa puede prescindir y que es necesaria para la prosperidad del negocio.