Reproductores de DVD, su función en el mundo

El otro día en una conversación que mantenía con un amigo, él que interrogaba del por qué de la continuación de las ventas de reproductores de DVD, esgrimiendo que ya tenían sus días contados y que próximamente serían completamente remplazados por los reproductores de Blu-Ray.

Debo reconocer que su pregunta que me dejo algo en jaque, ya que yo significaba para él la amistad que siempre tiene las respuestas correctas. En esa ocasión nos encontrábamos transitando en la sección de tecnología de una tienda cercana, y efectivamente estaban allí, si bien mucho más baratos que antaño, reproductores de DVD a la venta.

Me cabecee un rato, no podíamos salir de la tienda sin una respuesta satisfactoria. Mi amigo, que me vio dubitativo, se me adelanto y se acerco a un vendedor sin mucha madera de tal. Ya que su respuesta fue, pero para ver películas, quedamos claros y confirmados que el vendedor era nuevo y no tenía la respuesta que andábamos buscando.

Siguió contraatacando mi amigo, me preguntó que cuándo había sido la última vez que había utilizado un reproductor de DVD, inclusive, cuándo la última vez que había tenido una película en DVD en mis manos.

Respondí que era cosa de románticos, de esta gente que no le gustan los cambios. Mi amigo Fred me miró como si lo hiciera con un desconocido por la vaguedad de mi respuesta. Y siguió con su escepticismo ante mí, me dijo, no, no creo.

Recordé que nuestra graduación de cuarto0001112266 medio, recién ocurrida hace unos meses había quedado registrada en un CD de DVD. Había caído del cielo la respuesta y se la hice saber de inmediato a Fred, para reproducir archivos y videos caseros.

Fred sonrió y dijo Eureka!, salimos tranquilos de la tienda. Es cierto, las películas serán en Blu-Ray o inmateriales en el futuro, pero ese reproductor de DVD tenía aún una función en la vida.