Archivos de la categoría Balanzas

Balanza contadora

Balanza digital: Practicidad y calidad

Existen diversas situaciones en las que es necesario contar con un medio para pesar diferentes productos, sea cual sea el rubro de su negocio y si este es su caso, en este artículo encontrará información acerca de una excelente opción a la hora de adquirir una balanza contadora digital.

La balanza digital le será de gran ayuda si usted cuenta con un negocio del tipo: ferretería, imprenta, diseños, textil o cualquier otro en el que surja la necesidad de realizar medidas para determinar cantidades a la hora de la entrega o el empaquetado.

Ventajas de la balanza digital

Balanza digitalUna gran ventaja de este modelo es el contar con un puerto en el que se puede conectar una impresora directamente y de este modo generar tickets o registros de las operaciones que se realizan con ella. Por su tamaño y dimensiones es muy versátil y puede pesar por ejemplo: piezas metálicas, botones, folletos y demás objetos que requieran ser procesados de esta manera.

La balanza contadora cuenta con un panel digital en el que se despliegan las cantidades de un modo extremadamente preciso gracias a la tecnología con la que cuenta su diseño. También es posible modificar la luz de fondo de la pantalla de registro si la iluminación del lugar donde usted se encuentra no es óptima. Finalmente, una de las características más importantes de esta balanza es que; en base al peso de cierto objeto, usted puede dejarle saber la cantidad del mismo que está siendo pesado, así la balanza hará la relación en cuanto al peso y a la hora de que usted incremente el volumen, la balanza no solamente le indicará el peso sino también le informará acerca de la cantidad disponible sobre la plancha de pesado.

Balanza de laboratorio

5 usos que se le pueden dar a las balanzas de laboratorio

Dentro de todo laboratorio existe una serie de instrumentos que cumplen una función imprescindible para garantizar el trabajo de los diferentes expertos. Cada herramienta dentro del laboratorio es insustituible y unas de las que más importancia presentan en cualquier momento y para cualquier área de trabajo son las balanzas de laboratorio.

Junto con otros elementos esenciales para trabajar en un laboratorio, como pueden ser las buretas o las pipetas, las balanzas permiten medir con precisión la cantidad de elemento que va a ser combinado con otros, para asegurarse el resultado deseado. Así mismo, facilitan saber qué cantidad de determinado elemento está presente en otro, dando resultados de análisis de suma importancia. Este no es un aspecto baladí. Las mezclas de elementos en química son sumamente estables o inestables dependiendo de los compuestos empleados y las cantidades, por ello se precisa de una balanza en todo momento en cualquier laboratorio.

Cinco maneras de emplear estos instrumentos

Por un lado, es necesario enfatizar la importancia y usos de las balanzas granatarias de laboratorio como uno de las herramientas de mayor precisión en cualquier lugar de trabajo donde se empleen. La balanza granataria es especialmente sensible al peso, permitiendo dicha sensibilidad medir y contabilizar cantidades muy pequeñas de elementos de todo tipo y estado de la materia. Es perfecta para determinar la masa de gases y objetos pequeños, por lo que su uso primordial se encuentra en el campo de la química analítica, tanto cuantitativa como cualitativa. La química analítica tiene por objetivo estudiar la composición química de determinadas materias y el empleo de balanzas en este aspecto del trabajo químico es vital para llegar a análisis sensibles y rápidos. La química analítica en todas sus variantes está muy presente en la investigación farmacéutica, entre otros muchos campos de estudio.

Balanza digital de laboratorioPor otro lado, entre las balanzas de laboratorio, la balanza analítica es muy empleada para medir el peso, gracias a que ofrece gran precisión en la lectura, captando desde 0,1 ug hasta 0,1 mg y teniendo un menor error que otros tipos de balanza, como es el caso de la balanza granataria. El uso que se le suele dar a estas balanzas está relacionado normalmente con los campos del análisis microbiológico y el análisis físico-químico. Concretamente, en la investigación de alimentos y los componentes microbiológicos implicados en la posible contaminación de los mismos, dónde estas balanzas juegan un papel sustancial.

Un tercer uso para las balanzas es el que se le da en el campo de la investigación del agua y los microorganismos que ésta pueda contener, dentro del marco de la seguridad alimentaria. Estas balanzas permiten medir los sólidos suspendidos y los contaminantes disueltos, así como realizar otro tipo de pruebas pertinentes para la detección de contaminación microbiana en líquidos. Es un hecho que la calidad del agua es un tema de gran preocupación social.

Asimismo, en el área de la salud también se emplean este tipo de balanzas, pues muchos laboratorios requieren controlar las cantidades de determinados elementos en sangre y orina para detectar posibles anomalías en los pacientes. El control de la salud es un aspecto ineludible en la vida de hombres y mujeres, y a diario se practican estos análisis a miles de personas. Ejemplos como la gestión del ácido úrico en pacientes con gota (detectable por los productos de desechos hallados en la orina, entre otros procedimientos), pruebas citoquímicas de líquidos corporales (proteínas, glucosa, cloro, etc.), medida de los electrolitos séricos en sangre (como el calcio o el fósforo), y muchos más.

Finalmente, un quinto uso de las balanzas en los análisis realizados en laboratorios es en empleado en el sector de la metalurgia, pues el análisis químico es básico en el control de procesos de la industria metalúrgica. Como resultado de la transformación y automatización paulatina de los procesos industriales, se ha precisado de laboratorios capaces de hacer frente a medidas de los elementos más exactas, a través de balanzas semi-micro y micro (para capacidades de 30 gramos y 100 gramos de materia). En la industria del automóvil han estado muy presentes estos procesos, pues permiten valorar aspectos tales como las emisiones de CO2 realizadas por vehículo, entre otros.