La implementación de la factura electrónica en Chile

Rate this post

8

La realidad actual ha incorporado casi por completo todo su funcionamiento al mundo virtual, el ejemplo más común y silvestre son las redes sociales y el tiempo que pasan, personas de todas las edades en jugando videojuegos, pero principalmente se debe a una incorporación tecnológica con fines económicos. En esta ocasión hablaremos de la llegada de la factura electrónica y como se define.

Es necesario remarcar que Chile fue uno de los países pioneros en poner en marcha el funcionamiento de la factura electrónica, esto data oficialmente del año 2003, un intento de modernizar el sistema y los procesos entre contribuyentes, y de paso facilitar y ahorrar costos en su gestión.

Es así como se llegó a cubrir el 100 de las empresas con respecto al uso de la factura electrónica, exceptuando casos puntuales, como lo son las zonas aisladas o donde no exista una conexión a internet que permita realizar esta tarea sin mayores problemas. Pero definamos un poco más sobre este tema.

Qué es una factura electrónica esencialmente

La factura electrónica es una documentación que cuenta con legalidad, obviamente, validado por el Servicio de Impuestos Internos (en su página se encuentra toda la información necesaria), una factura que respalda todas las operaciones comerciales entre contribuyentes.

Al inscribirse en el sitio web del SII, el facturador electrónico cuenta con la facultad de emitir y recibir Documentos Tributarios Electrónicos (DTE), ejemplos de estos DTE son las guías de despacho, las notas de crédito y de débito.

Algunas de las principales características de la factura electrónica es su firma digital por parte del emisor, su numeración autorizada y validad por el SII, la posibilidad de imprimirla sin necesidad de un fondo timbrado, y bien, todas las consultas que se pueden hacer en el sitio WEB del SII.