Archivo de la etiqueta: control flotas

GPS, una tecnología que favorece la gestión y control de flotas

gps_flotas

Las empresas de transporte que prestan servicios a terceros, o las grandes empresas que poseen su propio sistema de distribución necesitan de sistemas integrales que les permitan tener más y mejor control de los vehículos que integran su flota.

En este aspecto, la tecnología GPS ha sido un gran aporte para optimizar los tiempos de trabajo y entregar un mejor servicio. Lo que en un principio estaba sólo en manos de la NASA y organismos estatales, desde que se abrió al uso particular ha traído múltiples ventajas tanto en el ámbito personal como empresarial.

Hoy en día, los dispositivos GPS cuentan con más propiedades ya que se han diseñado sistemas complejos que permiten gestionar por completo a los vehículos. Es tal el nivel de control y de la cantidad de información que se recibe, que desde la central de monitoreo es posible saber datos tan específicos como la velocidad a la cual se mueve el vehículo, el nivel de combustible, las detenciones, el tiempo de las detenciones, la ruta, etc.

Con este tipo de información completamente a la mano, el control de los vehículos es exhaustivo. Esta medida entrega muchas ventajas a la empresa, desde mejorar los tiempos de entrega, con el diseño previo de las rutas, hasta mejorar los tiempos de reacción frente a el actuar de delincuentes que interceptan a los choferes en la ruta.

Menos tiempo, más eficiencia

Hacer más con menos es una premisa que toda empresa pretende desarrollar. En el control de flotas es necesario que los vehículos transporten la carga con cierta prolijidad, pero manteniendo los márgenes de seguridad tanto para la carga como para los choferes.

Entregar carga en menos tiempo no implica aumentar la velocidad en carretera para llegar antes, se trata de escoger la ruta o trayecto óptimo para evitar complicaciones predecibles en la ruta, obre todo en lo que comprende el traslado urbano. Por ejemplo, hay que ser preventivo ante desvíos, protestas y zonas de conflicto donde eventualmente se puede generar un corte de tránsito o una demora por sobre lo normal.

Además, sobre todo las empresas que transportan valores, muchas veces deben tener plan B e incluso un plan C para no caer en rutinas predictivas que faciliten el actuar de bandas delictuales.