​Cómo la tecnología robótica es utilizada en cirugías

Rate this post
Fuente de la fotografía: www.esoesvida.com

Fuente de la fotografía: www.esoesvida.com

Hace tiempo que la cirugía tradicional, conocida como cirugía abierta, ha ido perdiendo terreno entre las intervenciones más complejas, siendo sustituida por la cirugía laparoscópica, que se realiza a través de pequeñas incisiones en la piel, por donde se introducen instrumentos para llevar a cabo la operación.

Sin embargo, a pesar de ser un avance trascendental en la medicina de todo el mundo, aún tiene ciertas dificultades que limitan el trabajo en pabellón. Es por eso que la ciencia desarrolló la cirugía robótica, que intenta solucionar muchas de las desventajas que presentan la cirugía tradicional y la laparoscopía.

Actualmente, existen varios tipos de robots, que van desde instrumentos simples que asisten al médico durante la intervención, hasta dispositivos que realizan gran parte de las operaciones. Es el caso del robot Da Vinci, uno de los más usados y aceptados por la medicina para este tipo de cirugías, y que ya se encuentra operativo en todo el mundo.

¿Qué tan cómoda es la cirugía robótica para el médico?

El robot Da Vinci entrega una visión estéreo en alta definición, que da la sensación de profundidad y permite aumentar la imagen hasta 15 veces su tamaño real, lo que es una gran ventaja en comparación a los otros tipos de operaciones.

Además, el robot soluciona los problemas que las cirugías tenían antes, como las limitaciones de movimientos dentro del paciente, y es fácilmente manipulable, haciendo mucho más manejable la intervención en pequeños espacios y órganos muy delicados.

Este tipo de operación es muy cómoda para el cirujano, porque le permite estar sentado en una posición relajada, lo que favorece la operación y elimina el cansancio que producía estar tantas horas en posiciones incómodas.

El procedimiento

Antes de la operación el paciente no puede consumir ningún alimento, tampoco líquidos durante 8 horas antes de la cirugía. Asimismo 10 días antes del procedimiento se recomienda dejar de tomar anticoagulantes, antiinflamatorios, ácido acetilsalicílico (más conocido como aspirina), vitaminas y suplementos.

Además es muy probable que su médico le recomiende tomar un laxante el día antes del procedimiento para los intestinos estén limpios, pero esto solo se requiere para algunos procedimientos específicos.

La operación en sí se realiza íntegramente a distancia del paciente. El cirujano se ubica en la consola de mando y, desde ahí, maneja unos brazos robóticos que, como en la laparoscopía, traspasan la piel del enfermo y se mueven en su interior, de acuerdo a las instrucciones del médico.

Luego del procedimiento, el paciente será trasladado a una sala de recuperación, y su estancia dependerá del tipo de cirugía realizada, la que puede variar entre solo una noche, o varios días. Pero independientemente de ello, la recuperación será mucho más rápida.

¿Cuáles son sus ventajas?

La tecnología ha ayudado mucho en el área de la medicina, lo que beneficia directamente a sus pacientes. A continuación les daremos a conocer una serie de ventajas que tiene la operación robótica, en comparación con las tradicionales.

-Como fue mencionado anteriormente, la permanencia en el hospital es mucho más corta, debido a la rápida recuperación y además elimina las complicaciones y riesgos característicos de las intervenciones.

-Tienes menos riesgos de infecciones

-Deja cicatrices casi imperceptibles y disminuye al mínimo el sangrado.

-Es mucho más precisa, al eliminar el temblor de las manos del cirujano.

-Permite mayor movilidad y es fácilmente maniobrable por médicos especializados.

-Permite la llegada a lugares muy pequeños o delicados.